Tiempo de calabazas
Medicina Integrativa & Coach Nutricional
Menú

25 Octubre 2016

Tiempo de calabazas

coaching Nutricional

Es otoño, tiempo de hojas de colores, de castañas, moniatos y calabazas. 

La alimentación estacional es uno de los pilares importantes de una buena dieta equilibrada. La naturaleza es sabia y nos provee en cada estación del año con los alimentos adecuados. Es por ello que este otoño te animo a comer calabazas.

...

Por último, y no menos importante, quiero destacar el inmenso tesoro que guardan las calabazas.

 

La calabaza es el fruto de una planta reptante que puede llegar a medir 10m de largo.

Esta hortaliza cucurbitácea, forma parte del grupo de vegetales dulces. Tiene múltiples propiedades terapéuticas y está llena de vitaminas y minerales.

La pulpa de la calabaza contiene un 90% de agua, hidratos de carbono, mucha fibra y pocas calorías. Sólo con una ración de 100gr. ya puedes cubrir el 40% de tus necesidades diarias de betacarotenos y el 15% de las necesidades de vitamina C. 

Es muy rica en sales minerales principalmente potasio, calcio, magnesio, hierro, cobalto, boro y zinc. Contiene cómo ya te he dicho, una muy buena dosis de vitamina C, además de las vitaminas A, E, B1, B2, B3 y B6. También contiene ácido linoleico, palmítico y algunos aminoácidos.

La pulpa de la calabaza hervida tiene propiedades terapéuticas a nivel gastrointestinal (útil en inflamaciones de estómago o gastritis, e intestinales como colon irritable y enfermedad de Crohn), tiene actividad diurética y estimula la función pancreática siendo un alimento apropiado para diabéticos. És también útil en algunos tipos de eczema y te ayudará a expulsar la mucosidad cuando estés resfriado.   

Si durante el otoño-invierno tomas crema de calabaza para cenar, notarás una disminución importante del deseo de dulces poco saludables a base de azúcares refinados. Esto es así,  debido al aporte de dulce saludable que incorpora la calabaza. 

Existen muchas variedades diferentes de calabaza, pero en el nuestro ámbito sobretodo encontrarás dos. La que tiene forma de cacahuete más pequeña y alargada, y la redonda clásica de siempre. 

Las calabazas de otoño escógelas en su punto óptimo de maduración, con la piel gruesa pero ni muy áspera ni demasiado brillante. Las variedades de otoño-invierno se pueden conservar enteras 4-5 meses. Si compras sólo un trozo, tienes que envolverla con papel film, reservar en la nevera y consumirla en breve para que no se oxide y pierda sus fantásticas propiedades.

Por último, y no menos importante, quiero destacar el inmenso tesoro que guardan las calabazas en su interior: las pipas o semillas de calabaza

Estas semillas son un gran tesoro nutricional, aportan más proteínas que la carne o el pescado, aunque se consumen en cantidades más reducidas. Tienen un alto contenido en minerales sobretodo fósforo y magnesio, pero también hierro y manganeso. Destaca la presencia de vitamina E, ácido fólico y otras vitaminas del grupo B, así com también ácidos grasos saludables.

Te recomiendo enriquecer tus platos (ensaladas, verduras, sopas, cremas etc...) con un puñado de semillas, estarás aportando una proteína vegetal de alto valor nutricional.

 

Si has encontrado interesante este artículo, compártelo con tus amigos!!!   SALUT!!!

Redes sociales



comments powered by Disqus