EL NUTRIENTE VITAL
Medicina Integrativa & Coach Nutricional
Menú

31 Marzo 2016

EL NUTRIENTE VITAL

coaching Nutricional

¿Sabes cual es el nutriente más importante de tu organismo?

A menudo hago esta pregunta a muchos de mis pacientes. También lo pregunto cuando doy una charla o conferencia sobre alimentación saludable.

Las respuestas son variadas e interesantes, pero casi nunca nadie acierta.

Si haces huelga de hambre durante un mes, acabaras débil y desnutrido pero vivo. Si no bebes agua durante una semana, estarás deshidratado y con la función renal alterada pero también vivo. Si no respiras durante 3-4 minutos, estás muerto. La vida es incompatible sin el aporte de oxígeno y es por eso con diferencia nuestro nutriente más vital.

El intercambio gaseoso entre oxígeno y dióxido de carbono que se produce en tus pulmones, es la función más vital y básica de tu organismo. El oxígeno es el nutriente básico que se transporta constantemente a todas y cada una de tus células. Es con el oxígeno como elemento principal que tus células realizan sus funciones.

Respiras de forma automática y sin pensar, es normal, pero es necesario tenerlo presente y practicar la respiración consciente habitualmente. 

Cómo crees que funcionará mejor tu hígado, tu tiroides, tu cerebro, tus riñones ..... bien oxigenados o mal oxigenados??

La respuesta es obvia pero a menudo no lo tenemos para nada presente.

Seguro que sabes y lees por todas partes la importancia de hacer ejercicio físico, pero lo que quizás no piensas es que independientemente de que el ejercicio físico te tonifique y  modele tus músculos, el beneficio más importante de hacer deporte es que mientras lo haces te oxigenas mucho más. Al hacer ejercicio se aumenta tu frecuencia cardíaca y respiratoria, obligatoriamente necesitas respirar más rápido y por lo tanto aportas una mayor cantidad de oxígeno a tu organismo. 

Si te cuesta ir al gimnasio o correr no desesperes, cada vez más me encuentro con pacientes sanos y en forma que no realizan una actividad física regular típica de gimnasio, pero sí que practican yoga, meditación, mindfullness o alguna otra técnica basada en la respiración y que por lo tanto se benefician de la misma forma de esta gran aportación de oxígeno.

Si ya sabes respirar de forma consciente porque has aprendido en algún tipo de disciplina, reanuda la rutina y hazlo.

Si no sabes por dónde empezar te propongo un  reto, practica la respiración consciente durante 3 minutos dos veces al día y sólo con esto verás que cambio.

Es muy sencillo, sentado en un lugar tranquilo coge lentamente todo el aire que puedas llenando toda la capacidad pulmonar. Aguanta el aire dentro de tus pulmones unos 6 segundos y después déjalo ir también poco a poco. Haz estas respiraciones largas y  conscientes durante unos 3 minutos mañana y noche, ya me contarás !!!!! 

Si te ha gustado este artículo y lo encuentras interesante, 

compártelo con tus amigos 

Redes sociales



comments powered by Disqus