Por qué enfermamos?
Medicina Integrativa & Coach Nutricional
Menú

07 Mayo 2015

Por qué enfermamos?

coaching Nutricional


Un organismo humano enferma por diversos factores, si los conoces e intentas evitarlos o reducirlos estarás contribuyendo de forma muy activa en tu salud, calidad de vida y longevidad.

Tu ADN o patrón genético, la calidad del aire que respiras, el agua que bebes, la exposición a aparatos electrónicos y a radiaciones electromagnéticas, los contaminantes del ambiente laboral, tu estilo de vida (sobretodo el consumo de fármacos, tabaco y alcohol), tu tipo de alimentación y tu actividad física. Todo ello, junto con los residuos tóxicos que genera internamente tu organismo debido a las reacciones químicas fisiológicas, a las infecciones, a la inflamación, al estrés oxidativo y a los desequilibrios de  tu flora intestinal, puede generar que se acumulen una serie de toxinas en tu organismo lo cual generará un terreno idóneo para el desarrollo de distintas enfermedades según cada caso. Esto es lo que en toxicología se llama bioacumulación.

Que puedes hacer para reducir esta carga tóxica?

Es evidente que si intentas llevar una alimentación saludable a poder ser biológica, fomentas el ejercicio físico de forma regular, dedicas ratos al aire libre y evitas abusar de fármacos, drogas y alcohol, reducirás tu nivel de toxinas acumuladas. A pesar de todo ello, puede resultar no ser suficiente y es entones cuando es muy recomendable realizar 1 o 2 veces al año un período de desintoxicación para ayudar a tu organismo de forma fisiológica a eliminar este exceso de toxinas.

Entendemos por desintoxicación o detox todos aquellos procesos por los cuales las toxinas se metabolizan para ser neutralizadas y transformadas en formas menos tóxicas, para posteriormente ser excretadas al exterior. 

Los principales órganos de desintoxicación son el hígado, los intestinos, los riñones y la piel. Algunas toxinas se pueden eliminar directamente por alguno de estos órganos, pero la mayoría de ellas deben ser procesadas previamente en el hígado para su posterior eliminación.

En situación ideal de forma fisiológica, tu organismo tendría la capacidad de realizar este proceso de desintoxicación de forma natural. Actualmente, debido a la gran cantidad de tóxicos existentes, tu organismo necesita ayuda para identificar, neutralizar y eliminar estas toxinas.

Los métodos para favorecer la desintoxicación de tu organismo se utilizan desde hace miles de años, Hipócrates ya recomendaba en sus escritos utilizar el ayuno como método para mejorar la salud. 

El conjunto de síntomas característicos más frecuentes de un sistema de desintoxicación sobrecargado y por lo tanto no competente por si mismo, son:

  • Historial de aumento de sensibilidad a diferentes sustancias, alergias, intolerancias medicamentosas, intolerancias alimentarias, etc...
  • Fatiga diaria, sueño no reparador, cabeza obnubilada
  • Alteración del estado anímico, lo más frecuente es ansiedad, depresión, miedo e irritabilidad
  • Dolores musculares y articulares, sensación de malestar general y debilidad
  • Congestión nasal y rinorrea acuosa habitual (mucosidad transparente)
  • Círculos oscuros bajo los ojos
  • Dolores de cabeza
  • Malas digestiones, acidez gástrica, distensión abdominal, gases y flatulencias
  • Intestino irritable y heces malolientes
  • Aftas en la boca y mal aliento
  • Erupciones cutáneas
  • Retención de líquidos y exceso de peso
  • Resfriados frecuentes y dolor de garganta 
  • Infertilidad y disminución de la libido
  • Envejecimiento prematuro

No siempre se manifiestan todos los síntomas en un mismo individuo, pero si crees que presentas bastantes de los síntomas anteriores quizás te hace falta un programa detox

En algunos casos concretos, o en aquellos donde existe una patología de base, a veces es necesario pedir analíticas encaminadas a detectar la cantidad de toxinas acumuladas. 

La mejor fuente de desintoxicación se encuentra en una dieta de calidad, rica en alimentos frescos y pobre o exenta de alimentos procesados (sobretodo los que contienen conservantes sintéticos y aditivos). Evita las grasas saturadas, las hidrogenadas y las parcialmente hidrogenadas (grasas trans) y ojo con el alcohol y los fármacos que sobrecargan el hígado.

Te recomiendo potenciar alimentos de la familia de las crucíferas (col rizada, kale, bróculi etc..), alimentos ricos en vitamina B (sobretodo germinados y cereales integrales), en vitamina C (limón, cítricos, pimiento, tomate etc..) y proteínas de calidad (algas, semillas, germinados y productos animales de origen biológico).

También te sugiero intentar estar algún momento del día lejos del teléfono móvil y de otros aparatos electrónicos, y pasar largos ratos al aire libre en el campo, mar, montaña o donde tu quieras.

Si a parte de todos estos consejos te apetece realizar durante unos días un Detox más intenso ..... estate atento al correo electrónico y a mi web ya que en breve presentaré la nueva Dieta Detox Primavera 2015

Reduce las toxinas de tu organismo y experimentarás mucha vitalidad, claridad mental, buenas digestiones, piel luminosa e hidratada y sueño reparador entre muchos otros fantásticos beneficios !!!

Si te ha gustado el artículo compártelo con tus amigos!!!

SALUD!!!

Redes sociales



comments powered by Disqus