¿Pagas el gimnasio y no vas?
Medicina Integrativa & Coach Nutricional
Menú

10 Noviembre 2014

¿Pagas el gimnasio y no vas?

coaching Nutricional

Yo tengo que confesarte que sí, aunque..... me da mucha rabia!!

Hay épocas de mi vida en las que pierdo el ritmo y me cuesta mucho ser constante y disciplinada con el deporte, en otros momentos no perdono el gimnasio ni un sol día!!!

No lo entiendo!!! Te sientes tan bien cuando acabas de hacer ejercicio... es una sensación tan agradable y tan endorfínica de bienestar físico y mental, ...... que parece mentida que a veces me pueda pasar días sin pisar el gimnasio. 

Estoy segura de que no soy la única, seguro sabes de que hablo. 

Es por eso que he desarrollado los 5 trucos sencillos para conseguir hacer ejercicio físico  con regularidad

Estos trucos son aplicables a cualquier tipo de ejercicio físico, no sólo hacen referencia al deporte practicado dentro de un gimnasio, también sirven si te has aficionado a la bici, al paddle o al runnning. 

Por cierto, el tema running se merece un inciso. ¿Te has fijado que últimamente muchísimos hombres rondando los 40 practican el running? Creo que podría ser un tema muy interesante de profundizar en un futuro artículo del blog :)  

5 trucos sencillos para conseguir hacer ejercicio físico con regularidad

 1. Planifícate
Es muy importante hacer hueco en tu agenda para el deporte. No esperes a ver si un día sales pronto del trabajo para ir al gimnasio, esto no va a ocurrir nunca. 
Lo primero que tienes que decidir es que días y a que horas tienes pensado  practicar deporte y escribirlo en la agenda, en el móvil o donde tu quieras pero .... escríbelo!!! 
A veces queremos ser muy ambiciosos en el momento de marcar objetivos y queremos ir cada día al gimnasio. Entonces llega por ejemplo el miércoles que sí podemos ir al gimnasio, pero como que ya no hemos ido ni el lunes, ni el martes, pues pensamos..... “va da igual, no vale la pena ya empezaré bien la próxima semana”. ERROR!!! Todos los días cuentan, está muy bien querer ir cada día al gimnasio, pero ... también está bien ir dos días en lugar de ninguno. Por lo tanto, no hay que ser tan perfeccionista y es muy importante que te mentalices de que uno o dos días de deporte por semana, siempre es mejor que cero. 

 2. Deja la bolsa preparada y si puedes no pases por casa
Aunque te parezca una tontería tener la bolsa de deporte preparada e ir  directamente al gimnasio o a correr sin hacer parada y fonda en casa, es vital!!! Si te paras demasiado en casa, corres el riesgo de que te atrape la pereza y ya no puedas salir. Yo te recomiendo que si puedes vayas directamente al gimnasio y si necesitas pasar por casa, déjalo ya todo preparado en el recibidor. 

 3. Actividad dirigida y/o quedar con amigo
Siempre ayuda y motiva saber que vas a una clase o actividad dirigida que te interesa y ésta empieza a una hora determinada. De este modo, no pierdes tiempo y te espabilas para llegar a la hora. Si vas a correr o en bici, también es importante saber a que hora tienes pensado empezar la actividad y si puedes es muy recomendable quedar con algún amigo o compañero de trabajo. Compartir la experiencia del deporte con los amigos es muy gratificante, pero vigila ... hace unos días una paciente me contó que ya no va a nadar desde que su amiga se ha apuntado a la piscina!!!! A veces si has quedado con alguien para practicar deporte, y éste te llama a última hora diciéndote que no puede venir, quizás te aborden las tentaciones y puedas acabar estirado en el sofá de tu casa. Está muy bien hacer ejercicio físico acompañado, pero también está perfecto hacerlo solo con posibilidades de hacer nuevos amigos.  

 4. No valen las excusas
Las excusas, ay!! las excusas. Es alucinante la infinidad de excusas que tu cerebro podrá buscar o inventar en un momento determinado para no ir al gimnasio.
Aquí tienes algunas de las más utilizadas por mi mente: estoy cansada, tengo frío, está lloviendo, tengo mucho trabajo,  tendría que trabajar un rato más, llego tarde y la clase ya habrá empezado, tengo la regla, tendría que ir a comprar, ya empezaré el lunes, debería hacer la cena con calma y no ir siempre con prisas, podría aprovechar para ordenar aquel armario pendiente desde hace tiempo, etc.....
Sea la excusa que sea tú ni caso a tus pensamientos, sigue preparándote para ir al gimnasio.
 
 5. Visualiza como te sentirás después del ejercicio físico
Por último utilizaremos la técnica de la visualización, esta técnica se puede utilizar para muchas otras cosas, pero en el ámbito del deporte la utilizan muchos deportistas de élite para motivarse y alcanzar sus objetivos. En tu caso, se trata de concentrarte e imaginar la sensación de bienestar y placer posterior al ejercicio físico. Imagínate que estás sonriendo bajo la reconfortante ducha a la temperatura ideal, justo después de una buena sesión de ejercicio físico ....... que bien verdad??? O que estás saliendo del gimnasio relajado y con tus energías a tope para afrontar el día. 
Puedes visualizar cualquier sensación agradable que te conecte con la práctica deportiva. 

 

¿¿Convencido, verdad?? Ahora ya no tienes excusas, de cabeza al gimnasio hoy mismo!!!

 

¿Te han gustado mis 5 trucos para practicar deporte con regularidad? 

 Si es así, compártelos con tus amigos.

Redes sociales



comments powered by Disqus